Miel adulterada, ¿qué es? ¿podemos identificarla?

La miel adulterada es una mezcla de miel pura con jarabes de maíz o caña de azúcar, proveniente de países como China, que les permite vender más cantidad de “miel” a menor precio.

La crisis de la miel adulterada ha supuesto uno de los mayores fraudes alimentarios de la historia, siendo Estados Unidos uno de los países que más se vio afectado y que aún hoy lucha contra esta macro estafa alimenticia.

Durante los últimos años, los controles sobre la miel se han intensificado en análisis de laboratorio. Los expertos señalan que China está añadiendo jarabe de arroz a los envases de miel, ya que es difícil de identificar incluso en pruebas de laboratorio.

El laboratorio de análisis de adulteración QSI, lleva años analizando muestras de miel de todo el mundo para identificar, con la última tecnología, las mieles que han sido falseadas.

Tabla de contenidos
  1. Origen y causas de la aparición de la miel adulterada
  2. Aumento en el consumo de miel
  3. Evitar el consumo de miel adulterada
  4. ¿Se puede identificar la miel adulterada?

¿De dónde nace esta situación?

Los expertos señalan que las abejas están sometidas a un gran estrés provocado por:

  1. Creciente uso de insecticidas, que provocan el debilitamiento y muerte de grandes enjambres de abejas. La población de abejas se ha reducido mucho durante los últimos años.
  2. La tala indiscriminada de árboles y el reemplazamiento de prados por monocultivos, impiden a las abejas aprovisionarse con el polen con el que posteriormente fabricarán la miel.

Por otro lado, numerosos estudios científicos han publicado estudios que demuestran los beneficios de la miel pura para la salud y esto ha provocado un crecimiento en la demanda de miel.

La disminución de la población de abejas, y el aumento de la demanda de miel, está llevando a una crisis apícola.

Esta situación ha sido aprovechada por la economía China para adulterar la producción de miel incrementado el volumen de envasado del país e iniciando la exportación masiva al extranjero.

miel y jarabe arroz china
Mucha gente piensa que se puede identificar la miel adulterada con solo un vistazo pero no es así. La miel pura puede presentar distintas tonalidades de color, textura y densidad. Si bien una miel muy líquida puede indicar que ha sido procesada.

¿Por qué está aumentando el consumo de miel?

Desde hace unos años, la gente está cada vez más concienciada con los efectos nocivos que tienen los alimentos procesados sobre la salud. Frente a esta situación, la miel es percibida como un alimento natural, y ciertamente es así: conocemos su origen y esto nos da confianza.

Es esta confianza la que están aprovechando los comerciantes para ofrecernos miel modificada a un bajo coste.

¿Cómo puedo evitar el consumo de miel adulterada?

La normativa de etiquetado de la miel es bastante estricta en España, lo que es muy positivo para nosotros como consumidores. Según la normativa del BOE RD 1049/2003, “deberán mencionarse en la etiqueta el país o los países de origen en que la miel haya sido recolectada”. En caso de mezcla de mieles, la normativa indica que se debe seguir el siguiente etiquetado:

  1. «mezcla de mieles originarias de la CE»,
  2. «mezcla de mieles no originarias de la CE»,
  3. «mezcla de mieles originarias y no originarias de la CE».

Desde beevoo recomendamos como precaución, evitar el consumo de mieles mezcladas, optando únicamente por productos etiquetados con origen en España.

miel de españa
Busca envases de miel etiquetados con la identidad de «Producto de España»

¿Se puede identificar la miel adulterada?

Calificar una miel como adulterada con total seguridad es complejo. Hemos de tener en cuenta que se trata de una labor difícil incluso para los laboratorios que cuentan con una avanzada tecnología.

Recomendamos, como se ha mencionado anteriormente, reducir el consumo de mieles a aquellas mieles producidas en España

Si echamos un vistazo al etiquetado de la miel de supermercado, en muchos casos encontraremos la indicación “mezcla de mieles originarias de la UE y no originarias de la UE”, es precisamente este tipo de mieles el que debemos evitar consumir.

En próximos artículos os daremos algunos consejos para identificar las mieles procesadas, lo que incluye también a mieles producidas en España, tratadas bajo procesos industriales. Como siempre, recomendamos el consumo de miel pura de abeja, cruda y sin pasteurizar.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *