La miel y la tos, un remedio que funciona

La miel se ha utilizado tradicionalmente como remedio para la tos, hoy os explicaremos cuáles son exactamente los beneficios que proporciona a nuestro organismo, cómo tomarla y en qué cantidades. Además, señalaremos casos concretos en los que no se recomienda el consumo de miel.

Propiedades de la miel que la hacen buena para la garganta

Podemos destacar 3 de las principales características que hacen de la miel pura una solución natural al dolor e infecciones de garganta:

  • La miel es antibacteriana: de hecho, en muchos casos se utiliza para la desinfección de heridas. Si tu irritación de garganta está relacionada con una infección, la miel será una de las mejores soluciones.
  • La miel es antiséptica: muchos de los productos que tenemos en nuestro botiquín son antisépticos, es decir, se aplican sobre la piel para reducir las posibilidades de infección. La miel como antiséptico natural también proporciona estos beneficios a nuestro organismo.
  • La miel es un antiinflamatorio natural: debido a las propiedades anteriormente nombradas, la miel ayuda a reducir inflamaciones disminuyendo o suprimiendo así el malestar derivado de las mismas.

Gracias a las propiedades de la miel, podemos decir que nos ayudará a nutrir, proteger y reparar nuestra garganta, curando y previniéndonos de nuevas infecciones.

miel para tos y garganta
Compra miel a pequeños productores en beevoo.net

Miel para la tos en niños

Los niños sufren el malestar de la tos con relativa frecuencia durante los meses más fríos. En muchos casos se trata de una infección leve que pasa a los pocos días y se trata en la mayoría de los casos con jarabes. Un estudio publicado en la Canadian Family Physician, la revista de medicina de familia canadiense, descubrió que la miel como tratamiento para la tos en niños ayuda a reducir los síntomas en un periodo de tiempo inferior al que tendría si no fuera tratada.

Cómo tomarla: se recomienda consumir miel durante tres días consecutivos hasta la eliminación de los síntomas. Puede consumirse hasta 2 cucharadas diarias, bien solas, diluida en leche caliente, haciendo gárgaras con agua o en cucharadas de miel y limón.

Cuándo no suministrar miel a niños: no se debe administrar miel a niños de edad inferior a un año, aunque en raros casos ocurre podrían sufrir una intoxicación alimentaria.

Por último, como indica la revista Mayo Clinic, es importante saber que la tos no es siempre algo malo. Ayuda a los niños a expulsar mucosidad y limpia sus vías respiratorias.

Miel para la tos y dolor de garganta en adultos

La miel en adultos proporciona beneficios a la salud de forma natural, sin necesidad de recurrir a medicamentos y utilizando un producto que tenemos habitualmente en casa.

Gracias a las propiedades de la miel anteriormente nombradas, este producto elaborado por las abejas te ayudará a reducir la inflamación de garganta y tos.

Cómo tomarla: Puedes consumirla en la leche o café durante los meses fríos y te ayudará a prevenir infecciones de garganta. También puedes tomarla de forma puntual como remedio a dolencias, estreñimiento, desinfección de heridas, etc. También puedes tomar una cucharada antes de dormir y al despertarte.

Para saber más

¿Cómo influye la miel en tu dieta? la miel es un alimento con alto contenido calórico, posee un 80% de azúcares naturales, además de proteínas, aminoácidos, minerales, ácidos orgánicos, dextrinas, levaduras y hongos. Aunque en momentos de necesidad puedes tomar hasta 2 cucharadas diarias, debes saber que una dieta equilibrada recomienda un consumo diario no superior a una cucharada de miel.

Fuente: https://www.cfp.ca/content/cfp/60/12/1107.full.pdf

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *